Cómo eliminar la protección de un PDF en línea

Como investigador empleo una metodología de trabajo que consiste en ir copiando y pegando en un borrador multitud de fragmentos de texto de revistas, tesis doctorales, páginas web, etc. Acontinuación tras una primera aproximación a una temática, elimino lo que no me gusta y voy indagando en lo que me resulta interesante.

Siempre que hago esto, para no olvidar de dónde procede la información, escribo junto al fragmento el enlace del recurso empleado o el nombre del archivo de donde lo he sacado, por si en última instancia lo uso en un trabajo así tengo controlado de dónde procede y puedo citarlo como corresponde.

Uno de los problemas con los que me encuentro a menudo son los PDF protegidos. Estos archivos impiden copiar una sola línea, por lo que no puedo hacer mis borradores de trabajo.

Hoy no indagaré en las razones o si desde el punto de vista de los derechos de autor esto está bien o mal. Simplemente vamos a ver cómo desproteger un PDF cualquiera desde internet, sin necesidad de descargar ningún programa.

pdf_unlock

Paso 1: entrar en http://www.pdfunlock.com/

Paso 2: subir el archivo y pulsar sobre “Desbloquear!”

Paso 3: ya está, ahora podrás copiar el texto que necesites

Espero que te haya sido útil y si no es así ¿conoces alguna herramienta mejor?

Derechos de autor en contenidos e-learning (webinar)

Desde hace algún tiempo trabajo con derechos de autor en el mundo académico y hace unos días fui invitado por la Universidad Galileo de Guatemala a charlar en un webinar sobre derechos de autor en los contenidos e-learning.

Hay que reconocer que el copyright no es una materia sencilla, pero creo que con un poco de esfuerzo podemos hacer un acercamiento y tratar de comprenderlo un poco mejor, pues nos afecta a todos los que estamos involucrados en el mundo educativo o investigador.

Gracias a la redes sociales intentamos responder algunas cuestiones que nos planteaban los asistentes, por ejemplo:

Algunos usuarios también compartieron reflexiones que les llamaron la atención, como esta:

Gracias a la colaboración de los asistentes conseguimos obtener una excelente retroalimentación con sus comentarios en youtube, através de Google+ o desde el propio Twitter donde podéis ver que se siguió el evento tuiteando bajo la etiqueta #DerechosAutorUG.

Sin más preámbulos aquí podéis ver la grabación completa del seminario desde el minuto 18. Espero que os sea de utilidad.

Muchas gracias a la Universidad Galileo así como a todos los asistentes. Como siempre, los comentarios son bienvenidos.

Estrenamos diseño en el blog. Ahora es un poco más claro y sencillo, pensando en todos los que lo visitáis no sólo desde el ordenador, también desde tabletas y móviles. ¡Espero que os guste!

Información y sexismo

Esta entrada va a ser muy breve, sólo quiero llamar la atención sobre un hecho que, no por ser común en nuestra sociedad, deja de resultar llamativo. La información y el sexismo.

Creo que es muy claro que en el mundo laboral, el nivel de exigencia a las mujeres acostumbra a ser superior que el de los hombres, porque no cobran lo mismo en igualdad de condiciones y porque tienen una condición indispensable y obligatoria, estar guapas. Algo que no nos”persigue” a nosotros, pero sí a ellas.

Hoy he hecho una búsqueda en Google Imágenes, tras ver la foto de abajo, ¿sabrías responder a estas preguntas?:

1. ¿Cuál de los dos es juez?

2. ¿Cuál tiene o ha tenido un éxito razonable en su vida laboral?

3. ¿Quién de los dos es modelo?

4. ¿Por qué uno tiene fotos de su cara y otro de cuerpo entero?

5. ¿Exigimo los mismo a los dos?

Juez vs juez

Solución:

Ambos son jueces, el de la izquierda es el juez Garzón, a la derecha Alaya. Ambos tienen o han tenido éxitos en su carrera profesional. Ninguno es modelo, aunque Garzón ha dado más entrevistas con posados que Alaya.

Aunque ambos tienen profesiones similares a uno de los dos, los medios lo destacan por su aspecto físico, ¿crees que es justo?

11 agosto o dia da #biblioteca em Twitter

bibliotecaQueridos companheiros da profissão, arquivistas, bibliotecários… e usuarios das bibliotecas. Há um evento bem pertinho e aberto para todos que eu acho que vocês vão gostar: dar visibilidade a nossas bibliotecas no Twitter.

Quando?

Na segunda-feira 11 de agosto desde as 11:00 da manhá (hora de Brasília) e durante todo o dia estaremos twittando com a hashtag #biblioteca (em Lisboa ás 15:00; Madrid ás 16:00; 09:00 no México DF, 10:00 Santiago do Chile e Buenos Aires em 11:00).

Como e onde?

Só tem que ter uma conta em Twitter e compartilhar com todos seus contatos, amigos, usuarios, etc., o conteúdo que você quiser com o hashtag #biblioteca

Que compartilho?

O que você quiser! Seu amor pelas bibliotecas, pode lembrar a importancia que tem para você, fazer fotos da sua favorita, falar dos serviços oferecidos, alguma história que acontecera lá com você, seus livros preferidos…

Por quê?

Achamos que as bibliotecas são um grande serviço para a comunidade. A ideia principal é dar visibilidade ás bibliotecas em uma das redes sociais mais importantes e através de um trending topic mundial conseguir lembrar a todos que as bibliotecas são um serviço importante para a educação e cultura em nossa sociedade.

Como sigo o evento?

Só tem que entrar no site de Twitter e pesquisar #biblioteca o fazer diretamente click aqui: https://twitter.com/search?q=%23biblioteca&src=typd

 

Para saber mais:

Para a história do dia da #biblioteca em Twitter, Natalia Arroyo: “El 11 de agosto celebramos la #biblioteca” http://biblioblog.org/author/nataliaarroyo/

Foto empregada com permiso de Natalia Arroyo http://biblioblog.org/author/nataliaarroyo/

NOTA: Desculpem o meu Português, está melhorando leeentamente ;)

La lectura en la España del año 2014

libro-cita-feuerbachHace unas semanas leí una noticia catastrófica, espeluznante, dantesca, apocalíptica (feat. Pedro Piqueras) sobre las editoriales y los libros en España: “Saltan las alarmas en el sector editorial español al retroceder 20 años” o “La facturación del sector editorial cae un 10% en un año“. Ambas noticias de dos diarios propiedad de los grandes grupos editoriales en nuestro país, pero no seamos mezquinos y pensemos, aunque sólo sea esta vez, que son objetivos. Eso sí debemos reconocer que ni siquiera los números, esos bellos elementos de representación de la realidad, están libres de interpretación.

Supongo que el hecho que un mercado (como el editorial) caiga en una época en la que mucha gente no tiene empleo no es un consuelo, en concreto el 25,6% de personas en edad de trabajar (que además para ser contabilizados deben buscar empleo de forma activa) según DatosMacro en 2013. A esto deberíamos añadir que hablamos de una situación compleja con donde existen unas cifras de entre el 29,5% y el 33,8% “de niños y niñas riesgo de pobreza y exclusión social” (Save the Children: “España, a la cola de Europa en reducción de pobreza infantil”). Por último me gustaría recordar que hay muchas personas que también deben salir del país porque les resulta imposible susbsistir allí, el abajo firmante entre otros muchos, o que el censo de población se ha reducido en 85.000 personas sólo desde julio de 2013 a enero de 2014 (INE).

Bien, una vez contextualizada una situación que seguro muchos conocíais, vamos a lo importante, las buenas noticias.

La lectura en España, una buena noticia

El informe escondía datos muy positivos para aquellos preocupados por la educación. Simplemente me limitaré a destacar el apartado 7 del informe del Sector del Libro, realizado por el Observatorio de la Lectura y el Libro.

  • El 92,0% de los españoles mayores de 14 años afirma leer en cualquier tipo de material, formato y soporte con una frecuencia al menos trimestral. Un dato que se incrementa 1,6 puntos respecto a 2011 (90,4%).
  • De estos, el 88,6% lee con una frecuencia al menos semanal, son los denominados lectores frecuentes. Respecto a 2011 este porcentaje se ha incrementado en 2,3 puntos porcentuales, situándose además a solo 3,4 puntos del porcentaje general de lectores.
  • A pesar de la estabilidad en términos generales, en los últimos cuatro años se ha incrementado el porcentaje de lectores de libros, pasando del 55,0% en 2009 al 63,0% en 2012.
  • La lectura de libros en el tiempo libre alcanza ya el 59,1% de los encuestados (57,9% en 2011). De estos, el 47,2% son lectores frecuentes. Descienden paralelamente los lectores ocasionales y los no lectores. Estos últimos han bajado 4,1 puntos porcentuales respecto a 2009.
  • El porcentaje de lectores digitales ha ido creciendo desde el 47,8% alcanzado en 2010 hasta el 58% en la actualidad. Este incremento se produce como consecuencia del aumento de lectores frecuentes, que han pasado del 42,2% en 2010 al 54,3% en 2012.
  • El ordenador se mantiene como el principal dispositivo de lectura de libros digitales, a pesar del incremento de la lectura en otros soportes digitales como el eReader o las tabletas.
  • Casi 3 de cada 10 españoles visita al menos una vez al año una biblioteca, siendo la biblioteca pública la más frecuentada. Estos establecimientos son valorados por los es pañoles con un Notable —un 7,8 en una escala de 1/10.

Entiendo la preocupación del sector del libro, pero estos datos son sin lugar a dudas, una buena noticia.

Para saber más:

El sector del libro en España 2012-2014 http://www.mcu.es/libro/docs/MC/Observatorio/pdf/Sectorlibro_abril2014.pdf

Por qué las Bibliotecas importan

biblioteca-nacional-turismo-madridLas bibliotecas son esos lugares donde hay un montón de libros en las estanterías, unos cuantos ordenadores y tienes que estar todo el rato callado. Esa es la imagen que tienen algunas personas de un centro que debería ser uno de los referentes de la cohesión social, más aún en tiempos complicados.

Tengo un punto de vista personal y puede que algo utópico de por qué las bibliotecas importan, cuando piensa en una imagino un lugar para ayudar a las personas, para enseñar, para disfrutar de las artes, para que los críos hagan sus tareas, para acompañar a las personas mayores,  para jugar, para compartir aficiones, para buscar información, para hacer cosas diferentes con personas diferentes…

Este es el vídeo de uno de mis medios preferidos TheAtlantic.com, titulado Why libraries matters. Me ha recordado por qué las bibliotecas son importantes.

Para saber más:
Acércate a una biblioteca que tengas cerca y pregunta qué actividades tienen disponibles, tal vez te interese alguna. ;)

Imagen: Biblioteca Nacional de Turismo Madrid Licencia CC by-nc-sa 2.0

Libro electrónico (ebook), préstamo en bibliotecas y copyright

the-right-to-e-read-your-library_200x200

Hace unos días me preguntaba Santiago Martín en Twitter mi opinión sobre la campaña de EBLIDA para promover el libro electrónico en el préstamo bibliotecario:

@enriquemuriel ¿Conoces la campaña de EBLIDA por el derecho a leer libros electrónicos? Me gustaría saber tu opinión. http://t.co/OjRtwuJ9p2

— Santiago Martín (@_stmartin) abril 29, 2014

La campaña EBLIDA a favor del ebook en la biblioteca

Lo cierto es que no había leído mucho sobre el asunto, así que decidí echar un vistazo a la web de EBLIDA (European Bureau of Library, Information and Documentation Associations), donde también podemos deducir por los carteles en español que FESABID apoya la iniciativa. En su apartado “What we want” listan sus 4 objetivos principales. La mayoría estos puntos parecen razonables: tener la posibilidad de que las bibliotecas puedan disponer de los últimos libros electrónicos igual que ocurre con los de papel o poder comprar los ebook a un precio aceptable y no la estafa generalizada que existe en la actualidad, son reclamaciones loables. De la misma manera el último punto, el “acceso de todos los ciudadanos a los libros digitales“, es tan aceptable como los primeros.

Ahora bien, la tercera de sus peticiones la he separado del resto, ya que es un punto con el que no estoy de acuerdo y que considero contrario a la filosofía de las bibliotecas. Dice:

We want Authors to receive fair remuneration for the lending of e-books to the public. Currently authors receive no remuneration for the loan of e-books by libraries in most Member-States.

Proclaman un remuneración a los autores por el préstamos electrónico, entiendo que al margen del pago a los autores cuando se adquiere la obra. Y me pregunto ¿por qué un autor debe recibir también una compensación porque un libro se preste en una biblioteca? Si mal no recuerdo las bibliotecas son eran las democratizadoras del acceso a la información, cuyo fin cultural en beneficio de sus ciudadanos, blablablá… (búsquese literatura al respecto). Para llevar a cabo la gestión, difusión y conservación de las obras las bibliotecas necesitan infraestructuras, materiales y por supuesto, profesionales de la información. Todo esto lo pagamos entre todos, porque siempre se ha concebido a las bibliotecas como un oasis cultural, un lugar donde independientemente del poder adquisitivo, raza, lengua, religión… todos tenemos acceso a los libros y a la cultura.

Las bibliotecas conservan ejemplares que las editoriales desechan una vez pasada la fiebre de un autor, gestionan colecciones que ya no son rentables, invierten esfuerzos (tiempo y recursos) en que las obras no desaparezcan para que todos podamos tener un poco más cerca a autores clásicos y contemporáneos que conforman la cultura de nuestra sociedad en el pasado y en el presente. Es decir, estos centros pagan con sus esfuerzos la correspondiente tarifa “moral” a los creadores, pues gracias a las bibliotecas mucha más gente tiene acceso a sus obras, manteniendo permanentemente abierto un catálogo que las editoriales no están interesadas en costear. De nada, autores.

Por otro lado mucho se ha escrito sobre si este hecho resta beneficios a los autores, aunque para qué engañarnos, de incidir negativamente sobre unos beneficios, serían sobre el de las editoriales, que son las grandes beneficiadas en estas cuestiones.

Algunos pensamos que estar en la biblioteca es un privilegio y como tal, no se debe pagar al autor por conservar sus obras, algo que podríamos enlazar con la plataformas contra el préstamo de pago http://noalprestamodepago.org/descarga-de-archivos/.

La paradoja del libro electrónico

Ahora bien, me gustaría que nos paráramos a reflexionar sólo un momento sobre el absurdo (desde el punto de vista técnico) del préstamo electrónico.

La gran ventaja del medio digital es la copia perfecta. Podemos reproducir un bien cultural sin perder calidad, un simple control+c / control+v nos permite duplicar una canción, una película, un libro. Es un sueño hecho realidad, ¿o no?

El problema del medio digital (para las editoriales) es precisamente este, la copia perfecta. La facilidad para duplicar archivos idénticos al original provoca que las editoriales se nieguen al préstamo de libros electrónicos. Y es que préstamo y electrónico son dos conceptos opuestos, por lo que pudiendo beneficiarnos de una copia exacta se incluyen mecanismos artificiales para evitar esta perfección. Extraño ¿no?

Este es el motivo por el que las pocas iniciativas de préstamos se vean sometidas principalmente a: 1)El DRM, un tipo de software diseñado para desactivar la obra (permítanme la expresión), limitándola en varios sentidos: el soporte sobre el que puede ejecutarse, un tiempo determinado, etc. O también 2)El préstamo ligado al soporte, es decir, el préstamo de un ebook unido al dispositivo físico, un lector de ebooks como el Kindle por ejemplo. No muy lógico cuando la ventaja del libro electrónico es la independencia del soporte.

Conclusión

Esta es una tarea complicada. Existen varias propuestas del estilo de “Spotify para libros” que parecen apuntar a un modelo de negocio con posibilidades de dar frutos. No dispongo de los argumentos necesarios para valorarlo, pero sin duda, nuevas ideas y proyectos son bienvenidos.

Me parece muy loable el intento de EBLIDA por favorecer el préstamo electrónico, pero no estoy de acuerdo con que se deba re-remunerar al autor, pues ya se hace cuando se adquiere la obra. Como afirman en “The Right to E‐read Statement An E‐book policy for libraries in Europe“, es cierto que esta ausencia de ebooks en la biblioteca podría llevarnos a la situación de que los editores tengan de forma indirecta” …la capacidad de decidir sobre los contenidos digitales en las bibliotecas”, con lo que la bibliotecas no pueden continuar garantizando “el libre acceso a los contenidos, la información y la cultura de todos los ciudadanos europeos”, pero ¿a qué precio evitamos esta situación?

Entiendo la postura de EBLIDA, pero desde mi punto de vista ceder a la presión de la industria pasando por caja, no creo que sea la mejor forma de solucionar el problema, ni por el bien de los bibliotecarios ni por el de los usuarios. El autor recibe su compensación en el momento de adquisión de la obra y afortundamente para los creadores, no deben hacerse cargo de los costosos gastos de las bibliotecas que protegerán sus obras cuando las editoriales las desechen. Como decía antes, de nada.

Para saber más:

Por qué los libros electrónicos no se prestan en las bibliotecas. http://www.eldiario.es/turing/prestamo-ebooks_0_252675370.html

EBLIDA The right to e-read. http://www.eblida.org/e-read/home-campaign/

La investigación y el “factor banderitas”

Mucho se ha hablado del sesgo anglosajón en las grandes bases de datos de información científica, un tema muy tratado sobre el que pocas novedades se pueden aportar. Hoy me gustaría comentar otro sesgo, tal vez derivado de este, al que le he puesto un nombre que debe entenderse con un cierto retintín: el factor banderitas.

Hace un tiempo hablando con un responsable de una revista española, comentaba que en su revista no suelen publicar estudios de casos de una universidad en concreto, así que, pongamos que tengo un estudio de la Universidad de Extremadura muy interesante sobre una materia X: “el jamón (ibérico) en los jóvenes universitarios extremeños”. Algunas revistas importantes en España serán reacias a publicar artículos con este tipo de estudios porque los consideran de poca relevancia internacional. Esto ocurre porque hay revistas que priorizan su objetivo de mejora a nivel mundial publicando artículos más generales, entre los que desafortunadamente este tipo de trabajos no van en consonacia con su filosofía.

Con todo esto surge un problema en el maravilloso mundo de la investigación, conocido desde este mismo intante, porque me lo acabo de inventar, como el factor banderitas.

El investigador y el factor banderitas

Por un lado cuando uno escribe un artículo aprende, que para hacerlo “bien” (asterisco, asterisco) hay que buscar referencias internacionales, queriendo esta última palabra decir “anglosajonas”. El factor banderitas sale a la luz, el propio investigador busca aproximarse a un tipo de referencias que le facilite, permítase la expresión, justificar su trabajo. Para ello nada mejor que estudios anglosajones en los que solemos depositar toda nuestra confianza y colocar, en ocasiones de forma incorrecta, por encima del resto.
Pero esto del investigador sesgado se las trae, porque buscando por ejemplo estudios sobre el interesantísimo tema: universitarios y jamón, resulta que, corríjanme si me equivoco, existe una tendencia a creer que un mismo estudio en la University of Michigan’s People es más importante que otro en condiciones similares de la Universidad del Café en Colombia.
Con ello, esta búsqueda de la referencia internacional a menudo concluye en un autosesgo no siempre justificado en beneficio de la literatura anglosajona.

Las grandes publicaciones y el factor banderitas

Ahora resulta que buscamos las mejores revistas del área, que como suele pasar están en EEUU o Reino Unido. Entre las grandes revistas de estas zonas no parecen tener tantos reparos por publicar artículos locales, que además presentan bajísimas muestras de 40-100 personas sobre el jamón (de York en este caso) y los universitarios.

Y entonces resulta que un español tiene un trabajo sobre el mejor jamón, el ibérico, con una muestra bastante aceptable, 400-500 alumnos, pero no puede publicarlo en una buena revista nacional, pero si ese mismo estudio, con idéntica metodología y una muestra menor fuera de una universidad con banderita, entonces la situación cambiaría.

Conclusión

Por una lado tenemos la autocensura o el sesgo que nos autoimponemos nos lleva a buscar literatura de una cierta procedencia, generalmente de EEUU o la Gran Bretaña. Esto el algo que podemos hacer de forma inconsciente, pero sería aconsejable que nos diéramos cuenta de ello.

Hace no mucho encontré un estudio que no estaba mal precisamente en Colombia, lo deseché. Luego encontré otro en una universidad estadounidense, el estudio era interesante, de una revista excelente en mi área, iba a incluirlo en mi artículo pero cuando me fijé la muestra era ridícula. Tanto que no podía ni tan siquiera ser representativa de la propia universidad. En este punto fui consciente de lo absurdo que es asumir por defecto que unos estudios son mejores que otros simplemente por la banderita, es decir, el país de procedencia, pues hay otras cosas más importantes.

Por otro lado vemos que en estos países las revistas bien posicionadas sí pueden publicar estudios muy locales, de una universidad perdida o con unas muestras que no pasan de ser simbólicas. Y ese trabajo probablemente será alabado, loado, citado, referenciado y puesto de ejemplo en medio mundo. Eso sí tú desde España (o escríbase el país que corresponda) no puedes hacerlo, porque en la revista no tienen forma de obtener la deseada visibilidad internacional. Así que puedes intentar hacer todos los estudios que quieras de una universidad nacional, que algunas de las grandes revistas no te los publicarán.

Ya que es injusto, al menos deberíamos ser conscientes de lo que hacemos.

 

Foto:
Union, por Chris Eisenbahner.

Air Video y el error “invalid”. Solución.

air-video-iconAir Video es una app para iPad desde la cual podemos ver vídeos en streaming, usando el ordenador como servidor. Es bastante útil, pero hace unos días al abrir el programa, me aparecía una etiqueta roja junto a todos los archivos de vídeo que los marcaba como invalid, es decir, como si fuera archivos corruptos o en un formato no aceptado.

Tras comprobar que no era de un archivo en concreto, si no que no reproducía ningún vídeo, ni siquiera algunos que ya habían funcionado anteriormente decidí buscar alguna solución. Después de probar varias tácticas, conseguí solucionarlo en Windows 8 de la siguiente manera:

  1. En primer lugar hay que parar el servidor de Air Video si está activado en el ordenador.
  2. Buscar la carpeta Air Video Server en nuestro explorador de Windows. La ruta en mi ordenador es “C:\Users\nombre_de_usuario\AppData\Local\AirVideoServer” (sin comillas y en nombre_de_usuario, tu usuario) y estos son los documentos que aparecen:Air-video-server-invalid
  3. Seleccionamos los cuatro archivos que comienzan por “thumbnailCache” y los eliminamos.
  4. Abrimos la app desde el iPad, y si tenemos la mencionada carpeta en nuestra pantalla veremos cómo se crean de nuevo estos cuatro archivos “thumbnailCache” desde cero.
  5. Y a disfrutar, ahora nuestros vídeos aparecen en el iPad sin la etiqueta “invalid” y se reproducen adecuadamente.

Una solución sencilla y que en mi caso a funcionado perfectamente, ya puedo seguir disfrutando de esta app como hasta la fecha.